¿Cómo demostrarle amor a nuestros hijos?

demostrarle amor a nuestros hijos

Los niños llegan para transformar nuestro mundo y darnos una razón más de felicidad; con ello asumimos uno de los compromisos más grandes, demostrarle amor a nuestros hijos en cada etapa de sus vidas. A veces puede ser fácil mostrar amor y afecto cuando nuestros hijos son pequeños. Pero, ¿cómo se lo demostramos a un joven en su etapa de adolescencia? Independientemente de si nuestros hijos son de verdad pequeños, o si nuestro “bebé” es un joven que pedirá que no se le llame “bebé”, en ambos casos necesitan recibir amor.

Como padres estamos cada uno en diferentes etapas de la maravillosa aventura de descubrir a nuestros hijos, mientras los acompañamos en su camino por la vida, por esta razón, consideramos valioso el compartirles algunos consejos que serán muy útiles para saber los diferentes lenguajes con los que podemos demostrarle amor a nuestros hijos según su edad, y las etapas de sus vidas.

0-2 años: Contacto Físico y Cuidado

Desde el nacimiento hasta el año y medio o dos años, los niños necesitan la forma más básica de afecto que existe, la cual consiste en dar protección, satisfacer las necesidades básicas y contacto físico.

Besarlos, vigilar su temperatura y darles de comer a tiempo, son ejemplos concretos de cómo podemos desmostrarles amor a nuestros hijos en esta etapa de su desarrollo. Esto les ayudará a generar un sentimiento de seguridad y apego hacia quienes los cuidan.

Descuidar a los bebés, gritarles, pegarles, y castigarlos a esta edad genera el efecto contrario. Ya habrá tiempo para disciplinarlos, pero esta etapa no es para eso.

2-6 años: Diversión y Convivencia

¿Has observado cómo llama un niño de 3 años a alguien con quien estuvo divirtiéndose? Así es, le llama Amigo, aunque ni siquiera sepa cómo es su nombre. Esto se debe a que, en esta edad, la forma principal de construir cariño es a través de la diversión, los buenos ratos, las experiencias positivas y la convivencia agradable.

Jugar a los astronautas, cocinar postres divertidos, salir al parque, contar cuentos, servir la mesa juntos, comer en familia son ejemplos concretos de cómo construir afecto en esta edad y demostrarle amor a nuestros hijos. Esto generará en ellos un sentido de pertenencia por la familia, y la necesidad e interés por convivir con sus familiares, a la vez que les enseña a socializar con los demás.

Ignorarlos, no pasar tiempo con ellos, realizar actividades que no les gusten, discusiones y peleas sirven para destruir esta forma de afecto, después no es raro que cuando son mayores, solo visiten a sus padres dos veces al año.

Media hora diaria, divertida agradable vale infinitamente más que un día completo aburrido o desagradable. También evita castigarles quitando este tiempo de calidad, por ejemplo “no vas a ir con nosotros al parque” en especial en esta etapa de la vida.

6-12 años: Reconocimiento

La principal forma de generar afecto en esta etapa es con el lenguaje, al momento de afirmar cosas positivas sobre lo que son, lo que hacen, o lo que sentimos hacia ellos.“Qué trabajador eres”, “Te amo mucho”, “Eres una persona muy dulce”, “todo lo que haces te sale muy bonito”, son solo algunos ejemplos concretos de frases que fortalecen el amor.

La importancia de esta forma de afecto radica en que les ayudamos a los niños a construir un auto-concepto positivo.

“Qué tonto eres”, “no sirves para nada”, “eres igual que tu padre o madre”, son algunos ejemplos de cómo debilitar este tipo de afecto, en general avergonzar, ofender y ridiculizar, son excelentes para fortalecer un sentimiento llamado rencor.

Lamentablemente, en nuestra sociedad es más fácil señalar lo negativo que lo positivo, y pareciera que por cada cosa buena que decimos de alguien debemos que decir 10 malas.

Adolescencia: Aceptación

Saber demostrarle amor a nuestros hijos adolescentes es un gran reto, no porque los adolescentes sean tan incomprensibles como queremos creer, sino porque el tipo de afecto que requieren rara vez nos enseñan a darlo.

La forma en la que el adolescente recibe amor es sintiéndose aceptado por lo que es, por sus gustos, por sus decisiones y por sus sueños. Lamentablemente muchos padres nos dejamos controlar por el miedo de que nuestros hijos adolescentes arruinen su vida, sin darnos cuenta que al rechazarlos, solo los empujamos a hacer lo que tanto tememos.

Propiciar charlas sobre temas de su interés, dedicarles tiempo en actividades que puedan disfrutar, felicitarlos por sus esfuerzos aunque no lleguen a las metas trazadas y demostrarles amor y respeto corrigiendo sus fallas sin ofenderlos, son algunas de las formas en que podemos acercarnos a nuestros hijos en esta etapa fortaleciendo esos vínculos afectivos que durarán toda la vida.

¿Cómo demostrarle amor a nuestros hijos?

Desde el Programa AVIVA del Departamento de Apoyo para el Bienestar Estudiantil y su proyecto Encuentro de Padres, buscamos estimular fortalezas y debilidades en un espacio que contribuya al desarrollo afectivo y emocional de nuestros niños con sus seres queridos. Este programa se lleva a cabo a lo largo del año escolar brindando valiosas herramientas para garantizar una mayor armonía familiar. Los invitamos a estar atentos de la programación y contar con su participación en este importante espacio de construcción para la familia.

Reconocemos la importancia de la formación de niños y jóvenes Equilibrados, que logran entender el bienestar propio y el de los demás, reconociendo su independencia con respecto a otras personas y al mundo en que vivimos.

 

Ver vídeo: ¿Cómo desmostrarles amor a nuestros hijos adolescentes?