Preescolar realizó un entretenido viaje al pensamiento mágico de nuestros niño(a)s

El cierre de las unidades de indagación del III periodo en Preescolar, fue una oportunidad más para realizar un entretenido viaje al pensamiento mágico de nuestros niños, donde la expresión, el color, la comida y el universo representaron la excusa perfecta para construir nuevos aprendizajes, y a su vez integrar acciones sociales en la que pueden construir elementos fundamentales que refuerzan sus vínculos afectivos, sus rutinas, valores de convivencia y una estrecha intimidad con las personas que comparten padres, compañeros y maestros. (Ver Galería Fotográfica)

En Nursery por ejemplo la Unidad de Indagación “Expresemos”, permitió a nuestros niños, quienes están en un proceso clave de sus vidas en el desarrollo de sus potenciales habilidades emocionales y cognitivas. Esta experiencia nos inspiró en acompañarlos a encaminar su desarrollo personal y que aprendieran a expresar sus sentimientos y reflexiones al relacionarse con otros desde la tolerancia conociendo que cada uno tiene una perspectiva.

Esta fue una oportunidad para que los niños aprendan a comunicar sus sentimientos y necesidades como una puerta abierta para convertirlos en arte a través de expresiones como el teatro y las artes plásticas. (Ver Galería Fotográfica)

 

Prekínder por su parte con la unidad de indagación Light Sparks, posibilitó a nuestros niños aprendier las diferencias entre la luz y la sombra, y descubrir un mundo lleno de colores a través de actividades que los invitaron a imaginar e indagar el porqué de un fenómeno tan sorprendente como este. La Sombra nos Asombra y El León que se escondió en Agua Negra fueron algunas de las verbalizaciones con las cuales se embarcaron en una aventura llena de aprendizaje expresada a través de una explosión de arte y creatividad.

“La luz es la alegría de ver la belleza de la naturaleza, los colores del mundo y nos deja sentir la presencia de lo existente, cuando ella desaparece se transforma en oscuridad, la cual representa el misterio y nos permite descubrir el mundo a través del tacto y el oído”. (Ver Galería Fotográfica)

En Kínder nuestros niños vivieron la emocionante aventura de conocer el mundo mágico de la cocina, y fueron algunas de las verbalizaciones de nuestros niños las que dieron nombre a sus unidades de indagación: Mi papá sabe a ensalada (Kinder A), El tomate de árbol tiene como dientes (Kínder B) y Mi Papá sabe a ensalada (Kínder C),

Esta expedición inició con el descubrir las propiedades de la materia y sus estructuras, para lograrlo usaron todos sus sentidos y descubrieron nuevos olores, sensaciones desconocidas, colores y sabores. Posterior a esto reflexionaron sobre el proceso de transformación de espacios entorno a la comida, en los cuales se integran acciones sociales donde se validan los elementos de identidad y comunidad. Momentos como preparar la mesa, comer con mis compañeros y mi familia fueron experiencias significativas que enriquecieron esta aventura de aprendizaje en los niños. (Ver Galería Fotográfica)

Transición: Una invitación con destino directo el espacio la cual les permitió a los niños indagar sobre la interacción entre la naturaleza, el mundo físico y la materia. Conocer más acerca del sistema solar llevó a los niños a reflexionar sobre el balance y desbalance que hay entorno a la naturaleza y en cada uno de nosotros como seres humanos.

Una puesta en escena propuesta por nuestros niños en la que mostraron sus grandes avances en un segundo idioma (inglés) además de sus habilidades artísticas para transportar a los asistentes To the infinity and beyond. A través de la Música, el teatro y las artes plásticas nuestros niños expresaron sus reflexiones sobre cómo el universo habla sobre la importancia de tener un balance para lograr equilibrio y armonía. (Ver Galería Fotográfica)