‘Juntos creamos un mundo mejor’: unidad de indagación de Kínder

Por estos días nuestros niños de Kínder están desarrollando la unidad de indagación: ‘Juntos creamos un mundo mejor’ la cual permite que los niños comprendan que una comunidad es construida por las interacciones entre los seres humanos, desde el concepto de responsabilidad reflexionan sobre los roles de las personas de sus comunidades cercanas, las funciones que tienen cada una de ellas, así como las rutinas de las comunidad en las que viven.

En el marco de esta temática Kínder B por ejemplo se puso en la tarea de construir un lugar para crear, jugar y leer cuentos. Con la ayuda de la profe Martha Cano juntaron cartones, los pegaron y los pintaron para armar una casita en la esquina del salón a la que llamaron la Guarida Club.

Cada uno se siente orgulloso de haber pintado una ventana, una puerta o alguno de los muros, porque para ellos esta es una construcción en comunidad, que además está diseñada para disfrutar con las personas que quieren, “es un lugar para compartir con los amigos, que son como una familia”, manifestó Maximiliano Castrillón Villarreal.

Un espacio de intimidad y de diálogo donde se gesta un ambiente para complementar el afuera con la seguridad de estar adentro. «Es un lugar que está diseñado como un sitio de juego, de encuentro, de relaciones y conexiones consigo mismos y con los demás. También les facilita tomar posición del espacio y reafirmar el sentido de pertenecer a un grupo», explica la profe Martha Cano. De esta manera respetan el turno del otro, escuchan a los demás y por supuesto, pasan uno de los momentos más divertidos.

Como parte de esta unidad de indagación también, nuestros niños realizan la lectura del cuento ‘Las otra orilla’, un libro de Marta Carrasco que cuenta la historia de dos comunidades que logran relacionarse a través del paso por un puente, algo que representó tanto interés para Kínder A que los llevó al Atelier del profesor Alfonso para construir el puente tridimensional de este cuento.

Esta historia también la trasladaron al salón de clase donde dibujaron y pintaron sus propios puentes de ‘Corazón a Corazón’, así llamaron a esta construcción donde priman los abrazos, los besos, el cariño, los saludos, el juego y el respeto por el otro.

Mientras que Kínder C ha trabajado esta unidad acercándose a todos los que hacen parte de la comunidad Cañaveralina para conocer su rol en el Colegio y en la sociedad, con entrevistas a los funcionarios y docentes y con reflexiones en clase, los niños han comprendido la importancia de las funciones que cumplen todas las personas en una comunidad. También han entendido cuál es su papel en la sociedad y cómo desde sus acciones impactan a los demás. Así han comprendido la necesidad de cuidar el medioambiente, de valorar al otro, de respetar los lugares que visitan y quienes hacen parte de ellos.

Encuentra la Galería fotográfica de estas actividades aquí.